02-fud

En la amistad, al igual que ocurre en los negocios, las relaciones deben aportar beneficios de ambas partes, y la relación que tengas con tus proveedores es fundamental. Por tal motivo te damos estos puntos que pueden ayudarte a conseguir un aliado… ¡tu proveedor!.

  • Determina y haz una lista de los beneficios que quieres para tu negocio y plantea los pasos que tienes que seguir para lograrlos, esto hará la pauta para ir maniobrando tus objetivos.
  • Antes de empezar con una negociación debes informarte siempre de los diferentes proveedores que hay, que productos ofrecen, precios, formas de pago, servicios extras, promociones y descuentos que manejan…etc.
  • Toma tu tiempo: nunca tomes una decisión apresurada, piensa bien si las condiciones que hace tu proveedor te convencen, negocia las condiciones a tu favor.
  • Encuentra el acuerdo que más se adapte a tus necesidades, recuerda que puedes jugar y negociar con:
    • Precio: el objetivo principal es conseguir el precio más bajo y seguramente el proveedor maneja ventas por mayoreo con un importe, pero siempre hay posibilidad de mejorar ese precio: pregunta por cuál es el importe mínimo, siempre vale la pena preguntar por descuentos y asegúrate estar al tanto de su vigencia.
    • Publicidad y promociones: nunca te quedes con la duda y pregunta a tu proveedor sobre descuentos por mayoreo, bonificaciones, muestras gratis, exhibidores, material publicitario, etc. que pueden beneficiarte.
    • Condiciones de pago: todo el tiempo tendrás que pagar por adquirir un producto antes de venderlo, por lo que la parte más difícil es financiar ese pago. A muchos no nos gusta deber dinero, pero en el negocio, comprar a crédito es un requisito para crecer. Un negocio que compra a crédito es un negocio que está optimizando su capital limitado para crecer e invertir en más inventario. Muchos proveedores tienen opciones de pago que te podrían ayudar a crecer, ¡investiguelas!